lunes, 1 de octubre de 2018

nada que tengas que esperar vale la pena o todo lo contrario, depende del horario

El que quiera, que quiera
porque el que juega, juega
y a mí me gusta con desprecio y entrega
y acordate del que pega, el que ruega y López Rega
y que nada que tengas que esperar llega.

No importa de quién seas amigo
si sos alguien o sos cualquiera
cualquiera es cualquiera y encima lo niega
y olvidate del que riega el jardín del Edén con pega pega
y que nada que tengas que esperar llega
por eso nada que tengas que esperar llega
con nada que tengas que esperar se juega
por eso nada que tengas que esperar vale la pena
o todo lo contrario, depende del horario y la ocasión.

Por eso nada que tengas que esperar llega
con nada que tengas que esperar se juega
por eso nada que tengas que esperar vale la pena
o todo lo contrario, depende del horario
la ocasión
llega.

Andrés Calamaro, N.Q.T.Q.E. llega

jueves, 13 de septiembre de 2018

un vínculo hipotecario con el olvido

Mi lobotomía salgo a la calle a buscarla
la llamo a gritos, la necesito, mi lobotomía.
Es amor, es necesidad, es un vínculo hipotecario
con el olvido, la mía lobotomía.
La quiero como algunas mujeres quieren a sus tetas,
no te metas con mi lobotomía.
Es mi solución para tantas cosas
que me quitan el sueño
porque quiero volver a ser dueño
de mi alma, si no palma el alma.
Y falta poco, no soporto la naúsea oxidada,
no soporta nada, necesito el descanso
esa intervención ¡Hoy es el día!
Me lo temía, pero es peor mi lobotomía
No es vida la mía, estoy pensando tanto
y sintiendo demasiado, qué sensibilísimo tarado
me lo temía, se arregla fácil con lobotomía.

Andrés Calamaro, "Mi lobotomía"

miércoles, 12 de septiembre de 2018

porque de noche recién empieza la furia que te atraviesa

Pueyrredón y Santa Fe, ¿por qué vereda camina usted?
Pueyrredón y Santa Fe, ¿por qué vereda camina usted?
Me voy a sentar en un bar a ver la gente pasar
a ver la gente pasar
en una mesa los dos poetas juntan pedazos de un día falso
porque de noche recién empieza la furia que te atraviesa
de los amantes de hacer el martes en una mesa.

Me voy a sentar en un bar a ver la gente pasar
a ver la gente pasar
en el baño los drogados encerrados
y en la mesa dos de barba se confiesan
porque están de la cabeza
karatecas que a las siete siguen golpeando y buscando
ese gran significado que la vida ha programado
desterrado.

Me voy a sentar en un bar a ver la gente pasar
a ver la gente pasar
el ritmo del lunes ya no camina
está sentado esperando el día
prisioneros de la tinta de la noche
ambulatorios de sexo y derroche
pero esta noche puedo aprender
ella lee una novela que no alcanzo a distinguir
se levanta y recoje del suelo mi confesión.

Pueyrredón y santa fe
¿por qué vereda camina usted?
Pueyrredón y santa fe
¿por qué vereda camina usted?

miércoles, 29 de agosto de 2018

el opio de los pueblos

En la post-dictadura se impone una especie de "la verdad es el opio de los pueblos", como ala izquierda del neoliberalismo -porque no hay nada más neoliberal que el pensamiento débil que no se molesta por cuestionar la relación de fuerzas con la coartada de que nada es verdad- nos entregamos a vivir entre errores útiles. Aunque sea inoportuno preguntar útiles para quién. Porque cuando todos los errores son útiles para el mismo sector de la sociedad, cuando ganan siempre los mismos, entonces estos errores están esperando ser interrumpidos por alguna verdad.
Oscar Cuervo, inédito

sábado, 25 de agosto de 2018

últimas noticias

Todo el pensar occidental, desde los griegos hasta Nietzsche, es un pensar metafísico. Cada época de la historia occidental se funda en la correspondiente metafísica. Nietzsche piensa con anticipación el acabamiento de la modernidad. Su curso de pensamientos hacia la voluntad de poder es la anticipación de esa metafísica por la que la modernidad que llega a su acabamiento es sostenida en su acabamiento. "Acabamiento" no significa aquí que se agregue una última parte que aún faltara, que se rellenaría finalmente un hueco que hasta entonces no se había podido eliminar. Acabamiento significa que todos los poderes esenciales del ente que se acumularon desde hace tiempo se despliegan sin restricciones para llegar a lo que exigen en su conjunto. El acabamiento metafísico de una época no es la simple continuación hasta su fin de algo ya conocido. Es el establecimiento por primera vez incondicionado y de antemano completo de lo inesperado y que tampoco cabía esperar jamás. En relación a lo anterior, el acabamiento es lo nuevo. Por eso tampoco es nunca visto ni comprendido por aquellos que solo calculan retrospectivamente.

Martin Heidegger, Nietzsche, "La voluntad de poder como conocimiento"

sábado, 18 de agosto de 2018

hay que matar hasta a los amigos

Quien quiera separarse para siempre de la humanidad, por odio o necesidad, debe hacer algo irreparable. No alcanza con robar para ser distinguido con el desprecio unánime de los demás (el ladrón siempre tiene quién lo comprenda). Para ser implacable en esa soledad, hay que matar hasta a los amigos.

La existencia del mal está sellada al vacío, no se puede descifrar. Por eso inventaron la pena de muerte, el loquero, la cárcel; para los que vinieron a romper el cristal.

La realidad está encriptada de modo que nunca nada será entendido. El dolor se paga con dolor. Y en esa ausencia de Dios que él percibe, el acto de matar es una abstracción que nadie llorará, pero le garantiza al criminal su destino.

Luis Ortega en El ángel negro. La feroz vida de Robledo Puch, de Rodolfo Palacios

viernes, 20 de julio de 2018

al son de un baile abominable

A Casandra

En los instantes floridos no busqué,
Casandra, ni tus labios ni tus ojos,
pero ahora, cómo nos atormenta el recuerdo
de las solemnes veladas de diciembre.

Y en diciembre del año diecisiete
todo lo perdimos, amando.
A uno le despojó la voluntad del pueblo,
el otro a sí mismo se despojó...

Algún día en la loca ciudad,
en la fiesta de los escitas, a orillas del Neva,
al son de un baile abominable,
alzarán la toca de tu bella cabeza.

Y si esta vida es un delirio necesario
y los leños de los barcos son altas casas,
alza el vuelo, victoria sin brazos,
hiperborreica peste.

En la plaza de los vehículos blindados,
veo a un hombre: asusta
a los lobos con las brasas encendidas
de la libertad, la igualdad y la ley.

Osip Mandelstam, "A Casandra", Siglo perro lobo, 1917

viernes, 13 de julio de 2018

la debilidad del imponente Mercado

La idea de que el territorio se recupera mediante el disfrute y las narraciones me parece de un enorme poder contra toda esta locura globalizadora. Los territorios plausibles de ser apropiados por la imaginación representan la debilidad del imponente Mercado.

Lucrecia Martel, “Territorios transitables”,
en Estéticas de la dispersión, Franco Ingrassia (comp.), Rosario, Beatriz Viterbo Editora, 2013. Citado por Emmanuel Sticchi en "Manifestaciones del goce", Pulsión n° 7, La Plata, 2017

jueves, 21 de junio de 2018

Demasiado viejo

Soy demasiado viejo
para aprenderme los nombres
de los nuevos asesinos
Este de aquí
parece cansado y atractivo
devoto, profesoral
Se parece bastante a mí
cuando enseñaba
una forma radical de Budismo
a los locos de atar
En nombre de la suprema
y vieja magia
ordena
que quemen vivas a familias
y mutilen a niños
Probablemente conozca
un par de canciones que escribí
Todos ellos
todos los que bañan sus manos en sangre
y mastican entrañas
y arrancan el cuero cabelludo
todos bailaban
al son de la música de los Beatles
y adoraban a Bob Dylan
Queridos amigos
somos muy pocos los que quedamos
callados
siempre temblando
escondidos entre los fanáticos
embobados por la sangre
mientras nos reconocemos
unos a otros como testigos
de la vieja atrocidad
la vieja y obsoleta atrocidad
que ha expulsado
el cálido apetito del corazón
que ha humillado la evolución
y de una oración ha hecho un vómito

Leonard Cohen, "Demasiado viejo", Libro del anhelo

jueves, 24 de mayo de 2018

hay mucha información guardada en la nube

La nueva sede central de la Agencia de Seguridad Nacional está casi terminada. Este enorme centro de datos en Utah recopila información y tiene autorización para intervenir en los sistemas de ciudadanos y para realizar sabotajes usando software subversivo. EEUU es el primer país en la historia del mundo en recopilar y guardar a esta escala información sobre sus ciudadanos. Hasta ahora, los registros eran solamente informes de las vidas de los reyes y faraones, que también almacenaban sus registros en edificios enormes en el desierto. Hay mucha información guardada en la nube. Pero la probabilidad de que tu historia termine mezclándose con la de otro es extremadamente alta.

Laurie Anderson, The heart of a dog