miércoles, 28 de febrero de 2018

amado con amada

En una noche escura
con ansias en amores inflamada
¡o dichosa ventura!
salí sin ser notada
estando ya mi casa sosegada,

ascuras y segura
por la secreta escala disfraçada,
¡o dichosa ventura!
a escuras y en celada
estando ya mi casa sosegada.

En la noche dichosa
en secreto que naide me veýa
ni yo mirava cosa
sin otra luz y guía
sino la que en el coraçón ardía.

Aquésta me guiava
más cierto que la luz del mediodía
adonde me esperava
quien yo bien me savía
en sitio done naide aparecía.

¡O noche, que guiaste!
¡O noche amable más que la alborada!
¡O noche que juntaste
amado con amada,
amada en el amado transformada!

En mi pecho florido,
que entero para él solo se guardaba
allí quedó dormido
y yo le regalaba
y el ventalle de cedros aire daba.

El ayre del almena
quando yo sus cavellos esparcía
con su mano serena
y en mi cuello hería
y todos mis sentidos suspendía.

Quedéme y olbidéme
el rostro recliné sobre el amado;
cessó todo, y dexéme
dexando mi cuydado
entre las açucenas olbidado.

Juan de Yepes Álvarez, 
también conocido como San Juan de la Cruz,
Canciones de el alma que se goza de aver llegado
al alto estado de la perfectión, que es la unión con Dios
por el camino de la negación espiritual

No hay comentarios: