domingo, 7 de agosto de 2016

enorme lógica del terror

Esta larga serie de demoliciones, de destrucciones, de ruinas y derrubamientos que tenemos en perspectiva, ¿quién podrá adivinarla hoy lo bastante para ser el iniciador y el adivino de esta enorme lógica del terror, el profeta de un entenebrecimiento y de unas oscuridades tales que probablemente no tuvieron jamás semejanza en la tierra?

Nosotros mismos, nosotros, adivinos de nacimiento, que estamos al acecho en las alturas, plantados entre el ayer y el mañana; nosotros, primogénitos del siglo futuro, que deberíamos percibir ya las sombras que Europa va a proyectar, ¿cómo es que esperamos sin interés verdadero, y sobre todo sin cuidado ni temor, la venida del eclipse?

Federico Nietzsche

No hay comentarios: