miércoles, 10 de febrero de 2016

los navegantes

Señora, en tu santuario que está en el promontorio,

Ruega por todos los navegantes,

Los dedicados a la pesca y aquellos

Que se ocupan en lícito comercio

Y quienes los dirigen.



Reza también por las mujeres que han visto

Zarpar y no volver a sus maridos o a sus hijos,

Figlia del tuo figlio,

Reina del Cielo.



Ora asimismo por cuantos navegaban

Y terminaron su viaje en la arena,

En los labios del mar

O en la sombría garganta que no los devolverá

O allí donde no puede ya alcanzarlos

El tañido de la campana del mar,

Su ángelus perpetuo.

T. S. Elliott, "The Dry Salvages", fragmento.

No hay comentarios: