domingo, 21 de junio de 2015

eso que se nos escapa

De lo que se trata es de comprender el pensamiento como eso que se nos escapa. Una línea de fuga es aprender a pensar y estar siempre en el límite incluso de no pensar. Eso es lo pensado: la idea, la paradoja. Solo pensamos, conocemos en la paradoja, en el intersticio, en lo entremedio. Si no hay ese entremedio no hay pensamiento ni nada. No hay amor. Una canción de Acorazado Potemkin dice: 'si es cierto que lo nuestro se termina, si es cierto que hay que hacerle un final. Entonces quiero que te lleves mi hombro izquierdo, que sin tu pelo no lo voy a usar jamás. Sólo una mitad'. De eso se trata. Si no existe más ese intersticio, si no hay más posibilidad de estar en todos los sentidos a las vez, sin simultaneidad del devenir, no corresponde pensar ni tampoco amar.

Esteban Dipaola, inédito

No hay comentarios: