viernes, 27 de marzo de 2015

la dureza de verbitsky, según horacio gonzález

Con relación al gobierno [Verbitsky] mantiene una cierta independencia, situación no fácil de lograr. Consigue mantener su independencia sobre la base de su actuación anterior, y el hecho de que no se calla ante el hecho de que el gobierno tome decisiones opuestas a la política que él sigue, que es la política del CELS. Política que sigue él como miembro destacado, es el presidente, y como herencia del trabajo de Emilio Mignone. En ese sentido yo [Horacio González], por ejemplo, me baso bastante en lo que dice Verbitsky buscando una situación parecida, por eso mismo le tengo una gran estima a él personalmente pero también le tengo estima a su trabajo que corre sobre el filo de la navaja, digamos. Lo que sí me asombra es que eso exige una suerte de dureza propia de un investigador en una esfera que la Argentina no tiene. Esa otra esfera sería la del investigador privado como el de la novela negra norteamericana. Y él tiene esa forma de ser un duro como el detective norteamericano, pero al mismo tiempo, yo que lo conozco de otras situaciones, más familiares, lo que más le gusta es agarrar a sus nietos. Más allá de sus gustos artísticos y musicales, que son gustos de avanzada. Tiene esa característica entonces, de personaje de la novela policial dura, que actúa con la misma dureza que reclama el capitalismo y su corrupción, y que tiene que fingir ser más duro que lo que es para que no lo trague el sistema. Pero su vida privada es una vida hogareña, donde busca la intimidad de un hogar donde pueda descansar el guerrero. Y además su interés por la música, específicamente, convive con su vocación periodística que es, como digo, un lugar donde actúa en forma implacable. Y esa acción implacable le ha ganado muchos lectores pero también muchos enemigos. Es alguien a quien el gobierno lo tiene hoy como partidario pero del cual también se cuida, me parece a mí. Es simplemente una apreciación mía porque en el caso Milani se les puso en contra, no hace política papal, que hoy es raro en Argentina no hacer política papal. Se mantiene como alguien que custodia una memoria, también. Y esa memoria lo llevaba un tipo de articulo en donde siempre aparece alguien tratado con algún menosprecio, a través de pequeñas figuras retóricas, el cambio de nombre, o el desdén al utilizar su nombre, él utiliza mucho ese recurso irónico, pero en todo lo demás no es irónico.

(Horario González testimonia ante Hernán Lopez Echagüe para el libro 
El Perro. Horacio Verbitsky, un animal político)
El domingo a la medianoche Hernán López Echagüe en La otra.-radio, www.fmlatribu.com

No hay comentarios: