martes, 10 de febrero de 2015

con uno no es suficiente y abarcarlos todos es imposible

Ayer leí libros, muchos libros. Es cierto lo que dice aquel verso mío que antecede a todo esto: los tomaba todos a la vez. Con uno no es suficiente y abarcarlos todos es imposible. Pero me empujé a querer más, por eso me dormí a las tres de la mañana, con todos esos libros abiertos; el frío en medio de las páginas rodaba hacia mí, infecta de relatos. En el sueño tomé diferentes posturas: encorvada, fetal, con los brazos en triángulo, caminé en forma de cúpula. Hasta que logré ser un cuadrado. El sueño tenía manos, intentó desarmarme. Pero yo era compacta, como si toda mi vida hubiese entrenado para ello.

Nataila Litvinova, "Posturas. Fronteras del cuerpo", Cuerpos textualizados

No hay comentarios: