lunes, 5 de enero de 2015

prudencia

Puede decirse que hace lo que puede aquel que, considerando con prudencia la inutilidad de exponerse a lo que sea sin tener la seguridad de un provecho personal perfectamente palpable, se escapa por la tangente y deja a los otros arreglarse como puedan, e incluso se une al enemigo para conseguir un más decisivo y ventajoso resultado de la lucha. Actuar de otro modo implica correr voluntariamente el riesgo de recibir un mal golpe, lo que es absurdo.

(León Bloy, Exégesis de lugares comunes, Segunda serie, 22)

No hay comentarios: